EL ALFOZ DE GAUZÓN

La documentación medieval muestra una Asturias dividida en espacios menores. Uno de estos territorios históricos será, desde al menos comienzos del siglo X, el Alfoz de Gauzón, vinculado al castillo que le da nombre y una de las fortalezas más importantes de la Edad Media asturiana. Comprendía, de oeste a este, los actuales concejos de Castrillón, Illas, Avilés, Corvera, Gozón y Carreño.

La mención más antigua se encuentra en el testamento del rey Alfonso III a la iglesia de Oviedo fechado en el año 905 y menciona la mandatione de Gauzón. Aunque el documento conservado fue copiado y retocado en el siglo XII por el scriptorium del obispo ovetense Pelayo, la palabra mandatione no era común ya en esa centuria. Por esta razón resulta muy probable que este pasaje se exprese con las mismas palabras que el diploma original de inicios del siglo X. En esta donación ya se citan varios lugares dentro de este espacio que actualmente podemos identificar con localidades pertenecientes a los términos municipales actuales de Avilés, Carreño, Castrillón, Corvera, Gozón e Illas. Resulta probable que el territorio adscrito a Gauzón, dada la relevancia de esta fortaleza, estuviese ya en buena medida conformado durante la etapa final del Reino de Asturias.

Pocos años después, el rey Fruela II menciona otros enclaves «in territorio Gauzone» en una donación realizada también a favor de la catedral de Oviedo. Como vemos, la terminología empleada en las fuentes para referirse a este espacio es variada, aunque ambivalente. Otras citas emplean las denominaciones de terra o valle/vale para hacer alusión a nuestro territorio. Debemos esperar a finales del siglo XI para encontrar una mención al alfoce de Gauzón. Durante los siglos XI y XII el nuestro alfoz estará plenamente constituido en lo territorial y lo jurisdiccional. Primero los condes y luego los tenentes serán los representantes de la autoridad real en el Alfoz.

Sin embargo, esta época de estabilidad se comenzará a debilitar durante la segunda mitad del siglo XII, cuando diversos espacios conformantes del alfoz pasen a formar distritos con autoridad propia. El primero de ellos será Carreño, denominado como alfoz en el año 1160. Además, la pujanza de la villa y puerto de Avilés desde la concesión de su fuero por Alfonso VI en 1085, irá desplazando el centro de poder desde la fortaleza de Gauzón hacia esta localidad. Cuando en 1222 Alfonso IX dona a la Orden de Santiago el castillo ya tan solo dependía de este el alfoz de Castrelyon, evidenciándose el desmembramiento territorial del antiguo alfoz.

Pese a la división administrativa, el territorio en su conjunto fue testigo de unos fenómenos sociales e históricos indisolubles. Prueba de ello es que Fernando IV volverá a unificar los territorios de Carreño, Castrillón, Corvera, Gozón e Illas dentro del alfoz de Avilés en 1309. El cambio de denominación evidencia la mudanza del foco de poder a la villa avilesina y significará el inicio del olvido del insigne castillo de Gauzón hasta el inicio de las excavaciones arqueológicas ya en el presente siglo. Sin embargo, también significa la unión existente entre los diferentes espacios constituyentes de este territorio.

Herederos de esa historia milenaria común, nuestra entidad pretende ser un punto de encuentro cultural entre los actuales concejos de Avilés, Carreño, Castrillón, Corvera, Gozón e Illas. Partiendo de esta unidad, es nuestra intención abarcar el estudio, preservación y difusión del patrimonio existente en este territorio, sea cual sea su cronología, estilo y tipología.

 

© 2019 by Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón (CEAG) - Contacto - Imagen corporativa - Aviso legal - Política de privacidad

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon