Una veintena de instituciones respaldan la conservación de elementos de baterías de cok

Actualizado: mar 11

Una veintena de instituciones y entidades vinculadas al patrimonio cultural han mostrado su respaldo al informe interdisciplinar presentado por el CEAG el pasado mes de noviembre, que aboga por un estudio pormenorizado de las instalaciones de baterías de cok de ENSIDESA en Avilés de cara a conservar los elementos singulares que, por su valor patrimonial, contempla proteger la Ley 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias.

Tal como se hizo público hace unos días, The Internacional Committee for the Conservation of the Industrial Heritage (TICCIH)emitió un documento firmado por su presidenta en España, Ainara Fernández Matía. En él calificaba como de «grave atentado a la historia reciente de nuestro país» la demolición total de las baterías de cok sin un estudio patrimonial previo, a la vez que destacaba «una preocupante falta de sensibilidad ante situaciones complejas que pueden hipotecar actuaciones importantes en el futuro desarrollo de la ciudad de Avilés y su región». La que está considerada como la institución más importante a nivel internacional en lo que a conservación del legado industrial se refiere, consideró la necesidad de «integrar el patrimonio en su entorno como herramienta de vertebración del territorio y factor de desarrollo».

A nivel internacional también emitió un documento la asociación Save Industrial Heritage, con sede en Bolonia, presidida por Jacopo Ibello. En el texto recomienda la inclusión del conjunto en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA), como un elemento clave de la historia industrial de España que está incluido en el Plan Nacional de Patrimonio Industrial elaborado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España.

Dentro del ámbito nacional se ha manifestado en la misma línea la Asociación Profesional Española de Historiadores del Arte (Aproha)a través de un escrito firmado por su presidente José Castillo Ruiz, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Granada. Por su parte, la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero (SEDPGYM) alude al valor histórico de las baterías como un elemento clave para entender la historia reciente de la ciudad de Avilés, reconocido mediante la inclusión del conjunto de ENSIDESA en el catálogo de TICCIH España «100 elementos de patrimonio industrial». Otra entidad estatal que ya mostró su apoyo fue Hispania Nostra, que resolvió de forma favorable la semana pasada la inclusión del conjunto de baterías de cok en su Lista Roja del Patrimonio, tal como solicitó el CEAG a comienzos de este año.

Con la misma determinación se manifestaron la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP), solicitando «que se tomen las medidas de protección necesarias para su conservación, como un elemento fundamental del proceso de la siderurgia integral, el modo de producción que caracterizó a la industria asturiana durante más de un siglo». Su homóloga gallega, Buxa. Asociación Galega do Patrimonio Industrial, pidió la conservación de «las únicas baterías de hornos de cok históricas que se conservan íntegras en España».

Dentro de los apoyos emitidos desde otras provincias españolas, hay que destacar los recibidos por parte de la Fundació Comunitat Valenciana Patrimoni Industrial i Memòria Obrera Port de Sagunt, que pidió la conservación de las baterías por «su excepcional relevancia», a la vez que la «puesta en valor de estas históricas instalaciones, que vinculadas a uno de los mayores hitos industriales del siglo XX en España podrían albergar nuevos usos demandados por la ciudadanía, en una región con una identidad histórica e industrial muy marcada». También se manifestó en este sentido la gestión del Puente Bizkaia, un bien industrial declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, que expuso que «merece la pena luchar para que la conservación no se limite a elementos inertes y desconexos». El apoyo a esta necesidad de conservación viene también por parte del Museo de la Minería del País Vasco, dirigido por Haizea Uribelarrea, que comunicó que se trata de «un patrimonio fundamental, que facilitará la coordinación con el patrimonio natural, el patrimonio cultural, la educación ambiental y el desarrollo sostenible».

En el ámbito autonómico el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) suscribió íntegramente el informe presentado por el CEAG, de la misma manera que lo hizo el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias (COAA), cuyo respaldo ya aparece en la edición impresa del texto y que ya ha realizado actividades en torno a las baterías de cok, destacando de su postura la idea de compatibilizar los elementos de interés del conjunto dentro del proyecto de la Isla de la Innovación.

Docentes e investigadores de la Universidad de Oviedo hicieron ya público su compromiso contra la destrucción de las baterías de cok. A los Departamentos de Historia, Geografía e Historia del Arte y Musicología se sumaron los alumnos y profesores del de Filosofía. Todos ellos mostraron su preocupación por la destrucción de un conjunto con valores paisajísticos, históricos y arquitectónicos que pueden ser compatibles con los nuevos usos previstos para el su suelo.

Por su parte, INCUNA también respaldó la conservación de los elementos identitarios de las baterías de cok, recordando que «en el pasado se demolieron elementos, como la Térmica, con criterios de urgencia e inmediatez que luego se vieron no estaban soportados por una actuación tan drástica y urgente, sin una reflexión amplia que atienda a todas las variables y escuche a todos los interlocutores institucionales, sociales y ciudadanos como la que creemos se debe promover ahora». Además, se ha unido a la defensa del patrimonio industrial en general, y de las baterías en concreto, la Fundación Juan Muñiz Zapico de Comisiones Obreras de Asturias, tal como manifestó su presidente Francisco Prado Alberdi..

Otras entidades de carácter local también se han adherido a esta defensa, como la recién creada Asociación de Patrimonio Histórico Industrial de Trubia (APHIT), que preside Toño Huerta y que comunicó que «su conservación es una deuda para con nuestra memoria social y obrera, son elementos que forman parte del paisaje de Avilés y, como tales, deben pervivir». La Asociación Vindonnus, del concejo de Lena, mostró su «rechazo a la propuesta de destrucción total del conjunto industrial que contempla el proyecto presentado por SEPIDES para los terrenos de las baterías de cok de ENSIDESA».

La Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara de Mieres aseguró que «el pueblo asturiano en general no debe permitir que desaparezca un elemento tan importante desde el punto de vista de su identidad histórico-patrimonial», a la vez que recordaba ejemplos de éxito en reutilización de espacios similares en otras zonas de Europa, como Zollverein o Völklingen, ambas declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO. La Ponte Ecomuséu, con sede en Santo Adriano, fue la última de las entidades en unirse.

En los últimos días comunicaron su adhesión a estas reivindicaciones la Plataforma por los Servicios Públicos de Avilés, que animaron a conservar los elementos de valor patrimonial mediante un sistema de participación ciudadana, y la plataforma digital Arquitectura de Asturias, que señaló que las baterías están compuestas de «grandes volúmenes, asimilables a grandes cajas, son susceptibles de adaptarse a necesidades muy variadas. Existen, además, ejemplos cercanos de reutilización, como los antiguos talleres de laminación hoy ocupados por el Grupo Daniel Alonso, o la Antigua sede de Bomberos por el Ayuntamiento de Avilés». Todos ellos se unen a esta defensa, que comenzó por parte del colectivo Monsacro.


Por tanto, el listado completo de entidades es:

1. TICCIH España.

2. Save Industrial Heritage.

3. Asociación Profesional Española de Historiadores del Arte (Aproha).

4. Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero (SEDPGYM).

5. Hispania Nostra.

6. Fundació Port de Sagunt.

7. Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP).

8. Puente Bizkaia.

9. Buxa. Asociación Galega do Patrimonio Industrial.

10. Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA).

11. Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias (COAA).

12. Docentes e investigadores de los Departamentos de Historia, Geografía, Filosofía e Historia del Arte y Musicología de la Universidad de Oviedo.

13. Asociación de Patrimonio Histórico Industrial de Trubia (APHIT).

14. Asociación Vindonnus.

15. Fundación Juan Muñiz Zapico.

16. Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara.

17. La Ponte Ecomuséu.

18. Plataforma Arquitectura de Asturias.

19. Plataforma para la Defensa de los Servicios Públicos.

20. INCUNA.

21. Colectivo de arqueología industrial Monsacro.

22. Museo de la Minería del País Vasco - Euskal Herriko Meatzaritzaren Museoa.

Vista parcial del conjunto de baterías de cok. Foto: Rubén Domínguez.

133 vistas

© 2020 by Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón (CEAG) - Contacto - Imagen corporativa - Aviso legal - Política de privacidad

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon